Feliz Nadidad
42 subscribers
3 photos
15 files
6 links
No dualidad, Advaita Vedanta, apuntes sobre la Realidad. Con aportaciones de Siddharameshwar, Ramana Maharshi, Nisargadatta, Ranjit Maharaj, Wei Wu Wei, Douglas Harding y otras muchas fuentes. #Advaita #nodualidad
Download Telegram
Channel created
Hace tiempo que quería contaros esta #historia:

Estaba completo, no necesitaba nada y, sin embargo, apareció esta conciencia y este cuerpo. Al principio era libre, sin límites. Sentía que era, que existía pero no era diferente a todo cuanto percibían los sentidos de este extraño y pequeño cuerpo sin creencias ni conceptos.

Después, me enseñaron que tenía un nombre y que yo era ese pequeño cuerpo que aparecía en los espejos. Aquí empezaron los problemas: me sentía pequeño y separado de todo lo demás. Muchos pensamientos y conceptos parecían vivir en mi y terminé creyendo que yo era ese cuerpo y esos pensamientos que aparecían. Me sentía desgraciado, a veces angustiado, otras feliz, nada perduraba y todo pasaba continuamente. Creía que debía cargar con el pasado y esperar con temor reverencial el futuro. Creía que tenía que hacer cosas pues de otra manera esta vida sería hostil.

Qué equivocado estaba.

Percibí claramente que lo más cercano a mi identidad real era esta conciencia que sabe que existe, que sabe que está leyendo esto, que percibe el mundo y lo experimenta. Todo eso lo sabe antes de que aparezca el primer pensamiento.

Esta conciencia creyó ser un cuerpo y unos pensamientos, pero no es así. Es silenciosa aunque tiene esta pertinaz tendencia a creerse un individuo cuando, en realidad, no es independiente ni existe (aparentemente) separada de todo lo demás. Esta conciencia es lo más cercano a la Verdad. Es la luz que ilumina este mundo. Y el mundo no es más que un espeso sueño reforzado al aceptar como la realidad cuánto sucede.

Estudié el mundo de los sueños y entendí, finalmente, que TODO es un sueño que ocurre EN esta conciencia. Si esta conciencia está activa, hay mundo. Si no está activa, el mundo desaparece.

Inicialmente estoy en reposo y solo existo yo. La conciencia se vuelve hacia una inmensidad atemporal y el mundo, cualquier atisbo de yo personal y todo cuanto es concebible desaparece. Lo llamamos sueño profundo. Es un estado natural donde no hay el menor rastro de infelicidad o angustia. Luego aparece una ligera sensación de ser y esta conciencia se puebla de imágenes. Lo llamamos estado onírico o simplemente soñar. Todos los sueños ocurren EN esta conciencia, que es ahora mismo lo que puede llamarse Yo. A veces esta conciencia crea una especie de cuerpo onírico para ver el mundo onírico desde él y otras es más claro que todo el sueño ES la conciencia.

Finalmente viene lo que llamamos despertar, en el que nos reencontramos con el cuerpo físico que consideramos erroneamente como yo. PUede parecer un sueño más persistente, pero no deja de ser un sueño, un concepto, un constructo de la mente identificada con un rol soñado. La mente no es más que la conciencia enfocada hacia los objetos que percibe (incluyendo al cuerpo como objeto). Esa seudoentidad, escoge pensamientos para llamarlos yo, desea por encima de todo persistir como individuo que existe y crea una falsa identidad a base de conceptos resultantes de la interpretación particular de sus experiencias. Pero el sujeto es siempre esta conciencia silenciosa que no tiene forma, ni límites y que es exactamente la misma sea cual sea el punto de vista (o aparente sujeto individual) que se considere. Sí, todo cuanto existe es una sola cosa, pero no es realmente una cosa sino el sujeto único de todas las cosas.

Solo hay una conciencia pretendiendo ser muchas identidades distintas. Esta aparente fragmentación es la clave del autoconocimiento o autorealización o auto-darse-cuenta que no es otra cosa que la comprensión directa de nuestra identidad real más allá de las apariencias.

Esta sensación de ser apareció simultaneamente con el cuerpo físico y durará lo que dure el cuerpo ya que es su alimento. El cuerpo es la batería de esta conciencia que cree ser un individuo. La llama que da esta luz en la que aparece el mundo depende de esta vela. Cuando se acaba la vela, se acaba todo el trampantojo, todo cuanto es irreal por ser impermanente.
Ahora bien, esta comprensión ha ocurrido y aquí viene el truco final: Yo soy eso que sabe que esta conciencia está aquí. La conciencia y el mundo que hace aparecer no es más que un reflejo de la Realidad Última Absoluta, esa NADA que se expresa como TODO lo que hay. No existe realmente el mundo ni cada uno de los seres que aparentemente hay en él. lo único permanente es esta NADA expresándose como conciencia y, en consecuencia, experimentando el mundo que despliega en ella y que depende enteramente de ella. Yo soy realmente el conocedor de la conciencia.

Soy Nada y soy TODO. Pero TODO es irreal porque todo está VACÍO, TODO es NADA.

Habiendo ocurrido esta extraña realización la conciencia se vuelve fundamentalmente hacia su origen (lo Absoluto, que es esta NADA), los pensamientos se transforman en ideas básicas muy simples que no son reconocidas como un yo personal, todo el sueño es vivido con gozo y sin angustia, desaparecen los miedos. Ya no hay nadie que crea que hace o tiene que hacer cosas aunque las cosas que tienen que hacerse siempre son hechas de alguna forma, la vida transcurre en su inmenso flujo cambiante de eventos y detalles, el hipnótico movimiento pendular de sucesos y objetos que aparecen y desaparecen. Habiéndose establecido esta identidad fuera del espacio y del tiempo la vida es vivida y disfrutada manteniéndose una suficiente identidad con el rol relativo que estaba representando como para que este gran juego o espectáculo holográfico continúe. Todo está bien. Cuando el cuerpo desaparezca no iré a ninguna parte, simplemente quedaré en el estado natural absoluto que ya soy y que apenas puede ser señalado como un inmenso océano de silencio y paz infinita.
El-primer-instante.epub
497.9 KB
👆#libros
El primer instante
Gilbert Schultz
Edición bilingüe inglés-español
Formato: epub

Este libro señala muy bien a la Conciencia, la expresión de la Realidad Absoluta en toda esta diversidad que es el sueño que experimenta. Muy recomendable su lectura atenta.

Para leerlo cómodamente sirve cualquier aplicación para lectura de libros electrónicos. El formato epub, a diferencia del pdf, adapta el texto y sus caracteres a cualquier tamaño de pantalla.
A continuación un transcripción de una conversación con Nisargadatta ocurrida el 13 de mayo de 1979. Utiliza términos muy comunes en la cultura mística hindú pero no son difíciles de entender y, como siempre en el caso de este gurú apunta de una manera magistral a la Realidad. También se comparte el libro del que ha sido extraído.
#Nisargadatta

Nirupana 108

Al igual que el agua es el soporte de la humedad, similarmente Shiva es el soporte del jiva —el ser individual. Shiva es la consciencia. Debido a la ilusión, su consciencia se ha identificado con el cuerpo. Por consiguiente, finalmente usted muere. Yo no estoy hablando al cuerpo, sino a la consciencia que escucha a través de los oídos.

A la consciencia que se
identifica con el cuerpo, con su nombre, se le llama un aspirante; el que desea la liberación. Casi todos los devotos del mundo son aspirantes (mumukshus). El devoto que ha abandonado la identificación corporal se le llama un buscador (sadhaka). Los aspirantes puede que sean estudiosos, pero no son buscadores. Una vez convencido de su verdadera naturaleza, más allá de toda duda, uno deviene un siddha —el liberado.

Un aspirante pertenece al sexo masculino o femenino debido a su identificación con el cuerpo. El buscador no es macho ni hembra. El que escucha carece de forma. Ese que actúa y encara los asuntos mundanos tiene una forma. Pero si la energía que es sin cuerpo, no está ahí, ¿tiene la forma algún valor? La consciencia que escucha es Dios. Se debe empapar completamente de este hecho. Si usted no entiende su origen, usted tendrá miedo de la muerte. A usted se le ha condenado a cadena perpetua con trabajos forzados, a ese que es libre por naturaleza. La naturaleza del Sí mismo es la consciencia —no la de la persona. El jiva tiene un sentido de dualidad —de estado de separación. Simplemente a través de los conceptos, las visiones surgen sin ninguna substancia. Tanto si hay forma como si hay no-forma, la consciencia es infinita e ilimitada. Es tanto manifestada como no manifestada. Sólo para darle significado se expresa en palabra de este modo.

Sin quererlo, usted ha venido a saber que “usted es”. Esta comprensión no tiene forma. Las cosas se ven sólo cuando la mente les da una forma. No existe diferencia entre el que habla y el que escucha. La naturaleza del flujo de la mente está de acuerdo con el origen de la forma de uno.

Para aquel que se ve a sí mismo sin forma, la mente fluye en consonancia (él está libre de pensamiento).

Rajoguna es actuar (la cualidad que hace a una persona inquieta y le fuerza a actuar). Tamoguna (ego) se arroga el mérito y dice, “yo hice una cosa buena o una cosa mala”. La consciencia es satisfecha con su propia cualidad (sattvaguna). Todas las actividades surgen en lo manifestado. Son transitorias. No hay actividades en lo no-manifestado. Debido a la vibración de prana, la consciencia elemental ha devenido enorme. Ella es transitoria, por eso se la llama ilusoria. Cuando ella va más allá de la consciencia, se vuelve no manifiesta incluso cuando hay un cuerpo. Así que, ¿cómo puede haber una muerte? Es como el calor, que es manifestado y sin embargo no manifestado. El calor del agua caliente desaparece cuando el agua se enfría. De la misma manera, el conocedor del Sí mismo desaparece finalmente. Cuando prana desaparece, también lo hace el calor-fuego. El jñani ni va ni viene. Él es por naturaleza no manifestado. Los pensamientos de los asuntos mundanos siguen fluyendo en la mente del cabeza de familia. Similarmente, el buscador siempre piensa en la realización del Sí mismo. Hágase amigo de su consciencia como si ella fuera Dios. La adoración le hará feliz.
Nirupanas-Nisargadatta.epub
207.9 KB
#Libro Nirupanas. Meditaciones con Sri #Nisargadatta Maharaj. 2ª revisión. Epub.
La Realidad Absoluta, la Realidad última o Verdad final es tan obvia que, cuando ocurre esta autorrevelación sólo puede expresarse como una gran sonrisa.

Este canal quiere mostrar diversas formas de señalar la misma obviedad. No es necesario acumular conocimiento alguno y bastaría una sola frase para romper el hechizo de la irrealidad.

Cuando sucede, todas las preguntas son irrelevantes.
This media is not supported in your browser
VIEW IN TELEGRAM
#historia 2
(En general, las historias pueden leerse en primera persona)

En el sueño profundo aparece esta simple sensación de ser y con ella las imágenes de un sueño. Finalmente acontece lo que llamamos el despertar, que no es más que este otro sueño que creemos erróneamente que es la realidad. Y ese sueño es la raíz de esta percepción de esclavitud que conduce al deseo de liberación. Estos estados se superponen. El onírico sigue como los pensamientos, ideas, imaginaciones, emociones y sensaciones en el estado de vigilia. La apàrente Nada del estado de sueño profundo es el estado natural, un estado único en el que sujeto y objeto, observador y observado se funden en una sola presencia absoluta. Lo que llamamos "despertar" o "estado de vigilia" no es más que un sueño EN esta conciencia sin forma, sin dimensiones y totalmente sin tiempo.

Siendo un sueño lo que experimentamos con la aparición de esta sensación de ser, todo cuanto es experimentado es irreal.

La mente es el nucleo de esta sensación de fragmentación y esclavitud, totalmente basada en el concepto erroneo de que este sueño es la Realidad que es vivida por un personaje que la Conciencia imagina al identificarse con un cuerpo, un nombre y una historia personal imprecisa. Algunas de estas aparentes personas apelan a diversos conceptos y sistemas con la intención de librarse de la tiranía de la mente. La mente no es más que esta sensación de ser identificada con el sueño. La mente es conciencia identificada con un cuerpo, unos pensamientos y una biografía asociada al cuerpo, todo lo cual crea la sensación de ser una entidad constreñida a un cuerpo, pequeña, limitada y dependiente. Esta pseudoentidad intenta hacer yoga, meditación, mindfulness, creer en el poder del Ahora, participar en rituales... todo con el fin de librarse de la tiranía de este condicionamiento.

La mente desea librarse de la esclavitud que crea ella misma al confundir su identidad que es ser conciencia libre, sin forma alguna. Aunque continuamos percibiendo el mundo soñado desde el punto de vista que proporcionan los sentidos del cuerpo la diferencia, cuando ocurre la comprensión, es que sabemos que toda la experiencia es un sueño, irreal, sin fondo ni verdad, algo que no tiene existencia independiente fuera de esta conciencia.

El único truco que se requiere aquí es que la mente asuma este concepto. Sí, es un truco... la mente cree ser esta criatura humana que se llama así y es de estas características, etc. Ahora se trata de que crea ser la conciencia libre sin forma. Cuando asume esta creencia se vuelve hacia su origen y en esa "luz" desaparece. La mente, al volverse hacia su origen, queda naturalmente en silencio. Da igual si aparecen pensamientos en el espacio abierto de la Conciencia; visto el truco de esta ilusión, el personaje creado en este sueño va desapareciendo. Esto es la muerte del Ego. Ahora soy esa Conciencia Libre y el sueño continúa mientras el cuerpo puede seguir alimentando esta sensación de ser. Ahora permanezco como mi naturaleza real, he despertado en este sueño. Ahora ya no soy esto o lo otro, ahora Yo Soy. Cuando el cuerpo desaparece, la sensación de ser también desaparece porque el estado de Realidad Absoluta no está fragmentado en millones de puntos de vista. En ese Estado Absoluto no hay mundo, ni nada. Es una absoluta nadidad que ni es ni no es, más allá de toda dualidad y, por eso, no es posible describirlo en ningún lenguaje humano.
¿Por qué, encontrándome en un estado perfecto, ha tenido que suceder todo este sueño? Es una pregunta que absolutamente carece de sentido y relativamente no tiene explicación posible. Da igual el concepto que queramos meter aquí porque ningún concepto puede ser la Realidad. Si queremos alguna explicación breve y molona digamos que en la Nada ocurrió una fluctuación cuántica que dio origen a todo. Esa fluctuación cuántica no es otra cosa que la aparición de un observador, de esta simple y minúscula sensación de ser. Ocurre cada vez que emerge la sensación de ser. Cada día se crea el mundo para ti, que eres esa Nada sin principio ni fin, que no puede ser afectada por nada que ocurra en el sueño.

Si aparece esta valentía de reconocer la irrealidad, la vacuidad de todo cuanto existe y la mente reconoce que es pura conciencia libre, sin forma ni limitación y que esa conciencia es lo que soy en esencia, esa Conciencia se convierte en el gurú que te conducirá a la Absoluta Realidad. Reconocida la vacuidad de Todo, el mundo sigue funcionando y es experimentado pero nada puede destruir ese gozo que soy y que es totalmente indestructible. ¿Cómo puede afectar de alguna manera aquello que es reconocido como carente de realidad? Si la mente se aferra a su naturaleza, a la conciencia que es, a la pura sensación de ser (no ser esto o aquello o lo de más allá) comprende que es TODO cuando experimenta. La Conciencia solo puede conocerse a sí misma así. En serio, se está diciendo aquí que la Realidad Absoluta que soy solo puede ser reconocida cuando se reconoce todo lo que no soy. Cuando la mente reconoce que es esta conciencia y que nunca ha existido persona esclavizada alguna más que como un sueño, todo está hecho. Terminado el juego que comenzó como la aparición del cuerpo físico como soporte para esta Conciencia que termina creyendo ser ese cuerpo, nada cambia. Sigo siendo lo que soy, completamente fuera del tiempo y del espacio. No hay más nacimiento ni muerte para mi. Soy libre porque siempre lo fui.
#pista 1
(las pistas son señalizaciones breves que apuntan a un concepto útil para que suceda la comprensión de la Realidad)

Básate sólo en la evidencia.

Todo estudio sobre la Conciencia es siempre subjetivo ya que la Conciencia no es un objeto que pueda examinarse. Somos esta Conciencia. Y toda conclusión (si la hubiere) debe nacer exclusivamente de la evidencia aún cuando no parezca encajar en la lógica formal. Por ejemplo:

Si la Conciencia está aquí, también está el Universo.
Si la Conciencia no está, el Universo desaparece.

Esto es un hecho subjetivamente obvio. Tenlo presente.