Misioneras de la Consolata
28 subscribers
40 photos
7 videos
3 files
13 links
Canal oficial en castellano de las Hermanas Misioneras de la Consolata. Síguenos en Twitter: twitter.com/webconsolata
Download Telegram
OCTUBRE MES DE LAS MISIONES
La alegría de la #misión
Testimonio de la Hna Anair en #Mozambique
http://misioneras.webconsolata.net/2021/07/17/la-alegria-de-la-mision/
Audio
DOMUND 2021: un mensaje de la Hna Gabriella, agradeciendo por el don de la misión 😍
OCTUBRE MES DE LAS MISIONES
Construir puentes tejiendo lana y oración: el testimonio de las hermanas ancianas desde #Italia
http://misioneras.webconsolata.net/2021/07/10/un-puente-para-asia/
María, mujer sencilla y disponible
Hna M. Dolores, mc
Empezamos el Adviento con una oración bonita y profunda de la Hna María Dolores, misionera de la Consolata
#Oraciones
¿Quién no celebra la Navidad?
Hna M. Dolores, mc
¿Quién no celebra la Navidad?
Una oración de contemplación de la Hna María Dolores, misionera de la Consolata
#Oraciones
Audio
Jueves Santo: Jesús, participo de tu Cena
Una oración para la adoración del Jueves Santo
#Oraciones
Audio
Viernes Santo: contemplamos Jesús en la cruz
#oraciones
Audio
Sábado Santo: viviendo la espera en el silencio #oraciones
Audio
Domingo de Resurrección: Jesús aparece resucitado!
#oraciones
NOVENA A LA VIRGEN CONSOLATA

1️⃣ Primer día

🔆 Contemplamos a María, la mujer de la alegría y de la consolación
María recibe la visita del Ángel que le anuncia la alegría y consolación de Dios. María contesta: “¡Aquí estoy!”.

Del Evangelio según San Lucas
1,26-34
Al sexto mes, el ángel Gabriel fue enviado por Dios a Nazaret, un pueblo de Galilea, a visitar a una joven virgen llamada María, que estaba prometida en matrimonio a José, un varón descendiente del rey David. El ángel entró en el lugar donde estaba María y le dijo:
— Alégrate, favorecida de Dios. El Señor está contigo.
María se quedó perpleja al oír estas palabras, preguntándose qué significaba aquel saludo. Pero el ángel le dijo:
— No tengas miedo, María, pues Dios te ha concedido su gracia. Vas a quedar embarazada, y darás a luz un hijo, al cual pondrás por nombre Jesús. Un hijo que será grande, será Hijo del Altísimo. Dios, el Señor, le entregará el trono de su antepasado David, reinará eternamente sobre la casa de Jacob y su reinado no tendrá fin.
María replicó al ángel:
— Yo no tengo relaciones conyugales con nadie; ¿cómo, pues, podrá sucederme esto?
El ángel le contestó:
— El Espíritu Santo vendrá sobre ti y el poder del Dios Altísimo te envolverá. Por eso, el niño que ha de nacer será santo, será Hijo de Dios. Mira, si no, a Elisabet, tu parienta: también ella va a tener un hijo en su ancianidad; la que consideraban estéril, está ya de seis meses, porque para Dios no hay nada imposible. María dijo:
— Yo soy la esclava del Señor. Que él haga conmigo como dices.
Entonces el ángel la dejó y se fue.

🔆 Reflexión
Entró el Ángel a su presencia y le dijo: “Alégrate, llena de gracia, el Señor está contigo”.
Alégrate, llena de gracia, el Señor está contigo: esta alegría que trae el ángel a María es el mensaje que Jesús nos despierta cada día: alégrate, tú que abre los ojos, a este nuevo día, que está cargado de ternura del Padre para transmitir y llevar a cada corazón que encuentras, esta alegría de paz, armonía para entregarla anunciándola por todos los rincones de tu casa y de los lugares que pasas. El Señor está contigo.
“Cómo podré ser madre?.... Yo soy la servidora del Señor que se cumpla en mí lo que has dicho”.
María se interroga, y interroga a Ángel: cómo será esto? Después de sacar todas su dudas, da una respuesta: yo soy la servidora del Señor, que se cumpla en mí lo que has dicho. María se pone disponible, dando un Sí que compromete toda su vida, un sí que no sólo es para cuando todo le va bien, sino para las noches oscuras de invierno, cuando no entiende nada. Cuando el dolor le penetra en las entrañas y corazón. Este sí de María es para siempre. Este sí lo lleva para anunciar con alegría a Jesús vivo y resucitado, Jesús vive hoy, y María lleva a Jesús con alegría, la alegría, la consolación que fue anunciada por el Ángel.
“Alégrate María, el Señor está contigo”.

🛐 Padre Nuestro
🛐 10 Ave María
🛐 Gloria al Padre
🛐 Santísima VIrgen Consolata: ruega por nosotros
🛐 Beato José Allamano: ruega por nosotros
🛐 Beata Irene Stéfani: ruega por nosotros
🛐 Beata Leonella Sgorbati: ruega por nosotros
NOVENA A LA VIRGEN CONSOLATA

2️⃣ Segundo día

🔆 Contemplamos a María que visita a su prima Santa Isabel.
«Bendita tú entre las mujeres…. ¿Quién soy yo, para que la madre de mi Señor venga a visitarme?»……porque en cuanto oí tu saludo, el niño salto de alegría en mi seno….

Del Evangelio según San Lucas
1, 39-45
Por aquellos mismos días María se puso en camino y, a toda prisa, se dirigió a un pueblo de la región montañosa de Judá. Entró en casa de Zacarías y saludó a Isabel. Y sucedió que, al oír Isabel el saludo de María, el niño que llevaba en su vientre saltó de alegría. Isabel quedó llena del Espíritu Santo, y exclamó con gritos alborozados:
— ¡Dios te ha bendecido más que a ninguna otra mujer, y ha bendecido también al hijo que está en tu vientre! Pero ¿cómo se me concede que la madre de mi Señor venga a visitarme? Porque, apenas oí tu saludo, el niño saltó de alegría en mi vientre. ¡Feliz tú, porque has creído que el Señor cumplirá las promesas que te ha hecho!

🔆 Reflexión
María la doncella elegida nos enseña a salir al encuentro del prójimo, llevando a Jesús en esta gran misión, invitándonos como a sus hijos a salir de nosotros mismos para llevar a Jesús en nuestra periferia existencial, a través de las pequeñas cosas de cada día; como un saludo fraterno, un ben…decir a los demás, dar una sonrisa amiga, una palabra que bendiga, una oración. Estamos invitados a alegrar el corazón de nuestros hermanos y hermanas que están a nuestro lado todos los días.
En este día contemplamos la consolación como un salir al encuentro de los demás. Un salir que alegra el corazón y engendra la vida, recemos para obtener la gracia de salir de nosotros mismos y dejarnos re-generar en Jesús.

🛐 Padre Nuestro
🛐 10 Ave María
🛐 Gloria al Padre
🛐 Santísima VIrgen Consolata: ruega por nosotros
🛐 Beato José Allamano: ruega por nosotros
🛐 Beata Irene Stéfani: ruega por nosotros
🛐 Beata Leonella Sgorbati: ruega por nosotros
NOVENA A LA VIRGEN CONSOLATA

3️⃣ Tercer día

🔆 Contemplamos a María que da a luz al Mesías esperado

Del Evangelio según San Lucas
2,1-19
Augusto, el emperador romano, publicó por aquellos días un decreto disponiendo que se empadronaran todos los habitantes del Imperio. Este fue el primer censo que se hizo siendo Cirino gobernador de Siria. Todos tenían que ir a empadronarse, cada uno a su ciudad de origen. Por esta razón, también José, que era descendiente del rey David, se dirigió desde Nazaret, en la región de Galilea, a Belén, la ciudad de David, en el territorio de Judea, para empadronarse allí juntamente con su esposa María, que se hallaba embarazada.
Y sucedió que, mientras estaban en Belén, se cumplió el tiempo del alumbramiento. Y María dio a luz a su primogénito; lo envolvió en pañales y lo puso en un pesebre, porque no había lugar para ellos en el mesón.

🔆 María, como todos los judíos, esperaba el Mesías. Ella es la primera en ser consolada a través del mensaje del ángel, el cual la llenó de paz y alegría. Al nacer Jesús, María es consolada en su maternidad al tener el Mesías en sus brazos. Ella nos dona a su Hijo. A todos, para ser consolados. En ella brilla la misericordia. Es María quien siempre pone vida, bien, gracia, aún en aquello que es negativo en nuestra vida. Cada vez que recibimos la Eucaristía, Jesús nace en nosotros para consolarnos con su presencia.

🛐 Padre Nuestro
🛐 10 Ave María
🛐 Gloria al Padre
🛐 Santísima VIrgen Consolata: ruega por nosotros
🛐 Beato José Allamano: ruega por nosotros
🛐 Beata Irene Stéfani: ruega por nosotros
🛐 Beata Leonella Sgorbati: ruega por nosotros
NOVENA A LA VIRGEN CONSOLATA

4️⃣ Cuarto día

🔆 Contemplamos a María que presenta a su Hijo en el templo
José y María llevaron a Jesús al templo de Jerusalén. Como eran pobres, llevaron dos palomas blancas. Al entrar al templo, el anciano Simeón, movido por el Espíritu Santo, tomó en brazos a Jesús y lo bendijo diciendo que Él sería la luz que iluminaría a los gentiles.

Evangelio según San Lucas
2,21-35
A los ocho días llevaron a circuncidar al niño, y le pusieron por nombre Jesús, el nombre que el ángel le puso antes de ser concebido. Más tarde, pasados ya los días de la purificación prescrita por la ley de Moisés, llevaron al niño a Jerusalén para presentárselo al Señor, cumpliendo así lo que dispone la ley del Señor: Todo primogénito varón ha de ser consagrado al Señor, y para ofrecer al mismo tiempo el sacrificio prescrito por la ley del Señor: una pareja de tórtolas o dos pichones.
Por aquel entonces vivía en Jerusalén un hombre llamado Simeón, hombre justo y piadoso que esperaba la liberación de Israel. El Espíritu Santo estaba con Simeón y le había hecho saber que no moriría antes de haber visto al Mesías enviado por el Señor. Guiado por el Espíritu Santo, Simeón fue al Templo cuando los padres del niño Jesús llevaban a su hijo para hacer con él lo que ordenaba la ley. Y tomando al niño en brazos, alabó a Dios diciendo:
Ahora, Señor, ya puedo morir en paz,
porque has cumplido tu promesa.
Con mis propios ojos he visto
la salvación que nos envías
y que has preparado
a la vista de todos los pueblos:
luz que se manifiesta a las naciones,
y gloria de tu pueblo Israel.
Los padres de Jesús estaban asombrados de lo que Simeón decía acerca del niño. Simeón los bendijo y anunció a María, la madre del niño:
— Mira, este niño va a ser causa en Israel de que muchos caigan y otros muchos se levanten. Será también signo de contradicción puesto para descubrir los pensamientos más íntimos de mucha gente. En cuanto a ti, una espada te atravesará el corazón.

🔆 El mejor tesoro y legado que un padre puede ofrecer a sus hijos es introducirlos en la luz de Jesús. En este día queremos hacer memoria de nuestra consagración al Señor en el sacramento del Bautismo. Fuimos presentados al Señor en compañía de nuestros padres, y allí recibimos la Luz del Señor para poder iluminar al mundo. Nuestra vocación como cristianos es dar luz al mundo, y así hacer fecunda la consolación en la sociedad de hoy

Oración: Señor que yo sea Luz para los que me rodean

🛐 Padre Nuestro
🛐 10 Ave María
🛐 Gloria al Padre
🛐 Santísima VIrgen Consolata: ruega por nosotros
🛐 Beato José Allamano: ruega por nosotros
🛐 Beata Irene Stéfani: ruega por nosotros
🛐 Beata Leonella Sgorbati: ruega por nosotros
NOVENA A LA VIRGEN CONSOLATA

5️⃣ Quinto día

🔆 Contemplamos a María que encuentra a su Hijo en el templo

Evangelio según San Lucas
2, 41-52
Los padres de Jesús iban todos los años a Jerusalén, a celebrar la fiesta de la Pascua. Cuando el niño cumplió doce años, subieron juntos a la fiesta, como tenían por costumbre. Una vez terminada la fiesta, emprendieron el regreso. Pero el niño Jesús se quedó en Jerusalén sin que sus padres lo advirtieran. Pensando que iría mezclado entre la caravana, hicieron una jornada de camino y al término de ella comenzaron a buscarlo entre los parientes y conocidos. Y como no lo encontraron, regresaron a Jerusalén para seguir buscándolo allí. Por fin, al cabo de tres días, lo encontraron en el Templo, sentado en medio de los doctores, escuchándolos y haciéndoles preguntas. Cuantos lo oían estaban asombrados de su inteligencia y de sus respuestas. Sus padres se quedaron atónitos al verlo; y su madre le dijo:
— Hijo, ¿por qué nos has hecho esto? Tu padre y yo hemos estado muy angustiados buscándote.
Jesús les contestó:
— ¿Y por qué me buscaban? ¿No saben que debo ocuparme de los asuntos de mi Padre?
Pero ellos no comprendieron lo que les decía.
Después el niño regresó a Nazaret con sus padres y siguió sujeto a ellos. En cuanto a su madre, guardaba todas estas cosas en lo íntimo de su corazón. Y Jesús crecía, y con la edad aumentaban su sabiduría y el favor de que gozaba ante Dios y la gente.

🔆 Reflexión
Los padres de Jesús iban todos los años a Jerusalén para la fiesta de la Pascua y cuando cumplió 12 años se fue también con ellos para cumplir este precepto. Jesús se queda en Jerusalén sin que sus padres lo notaran. La angustia de María a no ver a su hijo Jesús en su grupo, corriendo, jugando, cantando, con la alegría de los niños en la peregrinación. Dice el evangelista Lucas que era su primera peregrinación a Jerusalén, así más emocionante este viaje. María en su angustia se encuentra con José su esposo y lo buscan en el grupo de José. Tampoco está. Más aumenta la angustia y desesperación. Caminando tre días de intensa búsqueda y angustia, encuentran a Jesús en medio de los doctores de la Ley, escuchándoles y preguntándoles. Todo los que lo oían quedaban sorprendido de las maravillas que él hablaba. Nos imaginamos la alegría de los padres cuando lo encontraron. Ciertamente ellos no entendían nada, lo que hacía su hijo y por qué se había portado así. María reprende a su hijo, Jesús da una respuesta que sorprende a su Madre y a su padre: porque no saben que tengo que hacer las cosas de mi Padre? Los padres al no comprender esta respuesta la guardan fielmente en su corazón. Cuantas cosas guardan las madres de sus hijos, cuantas angustias y dolores. Y hoy nuestra madre Consolata también atenta a escucharnos para sanarnos y consolarnos y nos dice: Hijo, hija, aquí estoy con vos.

🛐 Padre Nuestro
🛐 10 Ave María
🛐 Gloria al Padre
🛐 Santísima VIrgen Consolata: ruega por nosotros
🛐 Beato José Allamano: ruega por nosotros
🛐 Beata Irene Stéfani: ruega por nosotros
🛐 Beata Leonella Sgorbati: ruega por nosotros
NOVENA A LA VIRGEN CONSOLATA

6️⃣ Sexto día

🔆 Contemplamos María en las Bodas de Cana

Evangelio según San Juan
2,1-12
Tres días después se celebraron unas bodas en Caná de Galilea, y la madre de Jesús estaba allí. "Jesús también fue invitado con sus discípulos. Y como faltaba vino, la madre de Jesús le dijo: «No tienen vino». Jesús le respondió: «Mujer, ¿qué tenemos que ver nosotros? Mi hora no ha llegado todavía». Pero su madre dijo a los sirvientes: «Hagan todo lo que él les diga».

🔆 Reflexión
María ejerce su rol de mediadora, Ella como nuestras madres sabe intuir aquello que les falta a sus hijos e interviene en el momento oportuno. Ella presenta a Jesús nuestras necesidades, nuestros anhelos de paz, de consuelo, la falta de un trabajo digno, del pan de cada día y lo presenta a Jesús diciendo: «No tienen vino». Ella sabe que la verdadera Consolación se encuentra en el cumplimiento de la voluntad de Dios y nos susurra al oído: «Hagan todo lo que él les diga»."
¿Que necesito en este momento de mi vida? ¿Cuáles son las necesidades del mundo de hoy? ¿Me animo a ser mediador/a para los que más necesitan?
Oración: Señor, dame ojos y corazón para intuir las necesidades de mi prójimo y en la medida de mis posibilidades, ayúdame a solucionarlas, a ejemplo de María, que con su poderosa intercesión logró alegrar ese momento hermoso con el vino nuevo de su Hijo.

🛐 Padre Nuestro
🛐 10 Ave María
🛐 Gloria al Padre
🛐 Santísima VIrgen Consolata: ruega por nosotros
🛐 Beato José Allamano: ruega por nosotros
🛐 Beata Irene Stéfani: ruega por nosotros
🛐 Beata Leonella Sgorbati: ruega por nosotros
NOVENA A LA VIRGEN CONSOLATA

7️⃣ Séptimo día

🔆 Contemplamos a María junto a la cruz de su Hijo

Evangelio según San Juan
19,25-27
Junto a la cruz de Jesús estaban su madre, María la mujer de Cleofás, que era hermana de su madre, y María Magdalena. Jesús, al ver a su madre y, junto a ella, al discípulo a quien tanto quería, dijo a su madre:
— Mujer, ahí tienes a tu hijo.
Después dijo al discípulo:
— Ahí tienes a tu madre.
Y desde aquel momento, el discípulo la acogió en su casa.

🔆 Reflexión
María está junto a la cruz de su hijo, sin cambiar la situación de Jesús que sufre y muere. Ella está en comunión con Él en su dolor que es como una espada que le atraviesa el alma. Con su presencia discreta y firme al lado de la cruz, María consuela al Hijo. En la misión nos encontramos también con situaciones en las que no se puede brindar más que presencia, como la de María. Aprendamos de Ella su cercanía con los que nos sufren.

🛐 Padre Nuestro
🛐 10 Ave María
🛐 Gloria al Padre
🛐 Santísima VIrgen Consolata: ruega por nosotros
🛐 Beato José Allamano: ruega por nosotros
🛐 Beata Irene Stéfani: ruega por nosotros
🛐 Beata Leonella Sgorbati: ruega por nosotros
NOVENA A LA VIRGEN CONSOLATA

8️⃣ Octavo día

🔆 Contemplamos a María en el cenáculo a la espera del Espíritu Santo

De los Hechos de los Apóstoles
1, 12-14
Todos perseveraban unánimes en la oración, con algunas mujeres, con María la madre de Jesús (Hechos )

🔆 Reflexión
María espera que se cumplan las promesas de Jesús, Ella espera en oración y en comunión con la iglesia. La llegada del Espíritu Santo sobre aquella comunidad cristiana congregada en el cenáculo, marca el comienzo de la vida misionera de la Iglesia. María está presente con su actitud orante, en el nacimiento y expansión de la iglesia. Ella nos enseña que la consolación se encarna en la solidaridad activa de la vida del pueblo, en los procesos de la cotidianidad, en la vida de la iglesia etc.

Oración: Señor quiero ser tu discípulo misionero, Envíame tu Espíritu Santo para que me fortalezca en mi propósito

🛐 Padre Nuestro
🛐 10 Ave María
🛐 Gloria al Padre
🛐 Santísima VIrgen Consolata: ruega por nosotros
🛐 Beato José Allamano: ruega por nosotros
🛐 Beata Irene Stéfani: ruega por nosotros
🛐 Beata Leonella Sgorbati: ruega por nosotros
NOVENA A LA VIRGEN CONSOLATA

9️⃣ Noveno día

🔆 Contemplamos a María, llevada al Cielo, que goza de la alegría y consuelo eterno con su Hijo Jesús

De la segunda carta a los Corintios
1, 3-5
Alabado sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, Padre misericordioso y Dios de toda consolación, quien nos consuela en todas nuestras tribulaciones para que, con el mismo consuelo que de Dios hemos recibido, también nosotros podamos consolar a todos los que sufren. Pues, así como participamos abundantemente en los sufrimientos de Cristo, así también por medio de él tenemos abundante consuelo.

🔆 Reflexión
María, nuestra hermana y madre, nos precede en el gozo pleno de la presencia de Dios, en su asunción en cuerpo y alma al Cielo. Ella goza de la consolación perfecta junto con su Hijo, y como consolada, también es consoladora. Confiemos en ella, que nunca abandona a un hijo, hija, en el desespero y en la tribulación. Como madre se acerca, se hace presente y consuela.

🛐 Padre Nuestro
🛐 10 Ave María
🛐 Gloria al Padre
🛐 Santísima VIrgen Consolata: ruega por nosotros
🛐 Beato José Allamano: ruega por nosotros
🛐 Beata Irene Stéfani: ruega por nosotros
🛐 Beata Leonella Sgorbati: ruega por nosotros